Seebrook, Carolina del Sur, Estados Unidos. Conocemos a una bella anciana con Alzheimer que ha perdido totalmente la memoria y hace tiempo que no conoce ni a su marido, ni a sus hijos o nietos. Su marido le dedica muchísimo tiempo conversando y dando paseos, pero mayormente leyéndole una historia de amor de un diario. La película se desarrolla en el pasado, volviendo siempre al presente y reflejando los comentarios de la anciana a lo escuchado.

 

 

2004 The notebook

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Annie es la hija mimada de un matrimonio adinerado de la alta sociedad de Charleston. Tiene su futuro ya prediseñado: Estudiar en una de las mejores Universidades de la Costa Este, un matrimonio a la altura de su estatus social, y cumplir lo que sus padres y la sociedad esperan de ella. Es muy temperamental y espontánea. Noah es del pueblo, vive con su padre y no tiene madre. Trabaja en un aserradero junto a su amigo Fin y es bueno trabajando la madera. Gana poco, pero como no gasta apenas tiene algunos ahorros. Es más tranquilo que ella, pero la ama apasionadamente.

 

 

6 de Junio 1940: Ha llegado la Feria al pueblecito de costa de Seebrook. Noah va con su amigo Fin cuando ve a una chica en los coches de choque que le fascina a primera vista. Es Annie con 17 años. Fin le comenta que ella es de Charleston y ha venido con sus padres a pasar el verano a la playa. Intenta presentarse, pero ella va con otro grupo y no le hace mucho caso. Ella sube a la noria con su acompañante cuando, con el aparato en marcha, Noah se sube y le pide una cita amenazando con soltarse desde la altura, si ella no accede. Acaba diciendo que sí, pero unos días mas tarde se cruza con Noah en la calle y ella pasa de él.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Afortunadamente, la novia de Fin es amiga de ella y así consiguen organizar una visita al cine entre los cuatro. A la salida del cine, Noah la acompaña a casa, dando un largo paseo y aprovechando para charlar, reir y hacer alguna que otra travesura. Incluso baila con ella en medio de la calle desierta, inventándose una canción ridícula, y acaban enamorándose. Noah la presenta a su padre quien la recibe con afecto. A Noah y a su padre les gusta leer poesía en el porche, en las noches de verano. Noah se avergüenza cuando su padre le cuenta a Annie que leer poesía en voz alta le ayudó a superar su tartamudez cuando era niño.

 

 

Afortunadamente Noah vuelve de la Guerra ileso. Su padre le dice que ha vendido su casa para ayudarle a comprar la plantación Windsor y que le echará una mano en la recuperación de la mansión. Ilusionados se ponen a trabajar en el proyecto. Un día Noah tiene que ir a Charleston para tramitar los planos y permisos de la obra, cuando desde el autobús ve a Annie cruzando la calle. Salta del autobús y la sigue hasta llegar a una cafetería, donde la ve saludando cariñosamente a Lon y luciendo un aparatoso anillo. Si durante un instante, había vuelto a despertar la antigua llama, al ver a Annie con otro, se vuelve resignado. Al poco tiempo fallece su padre y se queda solo. Para vencer la tristeza, Noah se sumerge en el trabajo. Cuando finaliza la restauración de la mansión, acude la prensa local para hacer un reportaje puesto que se trata de la restauración de una pieza del patrimonio histórico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER A MY FAVOURITE RYAN GOSLING

La comida, a la que acuden también algunos amigos adinerados de la ciudad, resulta doblemente desagradable para Noah. Los amigos ricachones no pierden oportunidad para humillarle por ser un pueblerino humilde.

 

 

 

 

Su primera intención es poner la casa en venta ya que no tiene con quién compartirla. Pero los posibles compradores resultan ser unos impresentables y solo pensar en que alguno de ellos viva en la casa de los sueños de Allie, le llena de desesperación, por lo cual finalmente no la vende. Comparte su soledad con Marta, una viuda de guerra de un pueblo vecino pero la relación entre ellos no es mucho más que amistad. Noah no le puede ofrecer lo que no siente, y Marta se conforma. Allie va a probarse su vestido de novia en compañía de todas sus amigas. Ella está espectacular y las amigas echan mano al periódico para ver si alguna noticia anuncia el importante evento de sociedad que supondrá esta boda, cuando Allie descubre el reportaje sobre la mansion restaurada en Seebrook. Allie reconoce la casa que ella le había descrito a Noah siete años atrás y se desmaya.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante un año Noah le escribe todos los días. Pero la madre intercepta todas las cartas y Annie no recibe ni una sola. Durante meses la joven se duerme llorando a lágrima viva sin que la madre se inmute. Después de un año sin respuesta, Noah le escribe una última carta de despedida diciéndole que empezará una nueva vida y que no le tiene rencor, puesto que siempre recordará y le agradecerá el maravilloso verano que han pasado juntos. Deja el aserradero y se va con Fin a Atlanta a trabajar en la construcción. Ambos se alistan cuando llaman a filas en la Segunda Guerra Mundial, donde Fin cae. Annie está en tercero de carrera, cuando se incorpora al Cuerpo de Enfermería donde conoce al joven Lon Hammond gravemente herido. Le pide salir con él pero está en muy malas condiciones. Una vez recuperado le vuelve a insistir y empiezan a salir juntos. Guapo, amable, hijo de una importante familia, con buen trabajo y adinerado, él sabe que es el candidato ideal para ella. Tras asegurarse el consentimiento de los padres de Annie, le pide casarse con él y al poco tiempo empiezan a preparar lo que será la boda del año en Charleston.

 

 

 

Una noche de luna llena, Noah se la lleva a uno de sus lugares favoritos, la antigua plantación Windsor, con una casa señorial del año 1772 en avanzado estado de ruina. Le cuenta que es un sueño suyo comprar esta casa y restaurarla. Compartiendo su fantasía, ella le dice que quiere la fachada blanca, las contraventanas azules y un amplio porche al rededor de la casa para ver la puesta del sol. Hay un desafinado piano en el que ella toca una melodía que también toca siendo una anciana en el piano de la residencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Incluso, con mucha timidez pero decididos, sienten que ha llegado el momento de hacer el amor por primera vez, aunque ella se pone muy nerviosa, no para de decir tonterías y acaban por dejarlo. Cuando de repente oyen a Fin que les está buscando a grito limpio.

Han perdido la noción del tiempo, se ha hecho muy tarde y los padres de Annie, muy preocupados, han llamado a la policía que los está buscando. A la carrera vuelven a casa.

 

Además la madre de Annie le suelta que su hija se irá muy pronto a estudiar a Nueva York. Annie no había tenido oportunidad de decirselo y Noah está dolido.

Cuando todo el mundo se ha ido, los padres comentan la relación entre Annie y Noah. Para el padre es un simple romance de verano sin más importancia que darle, pero la madre está alarmada, viendo incluso peligrar los planes de futuro que tiene para su hija.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siempre que Noah está libre, están juntos. Van a la playa, pasan las veladas escuchando música negra, por cierto Noah es un excelente bailarín. Van a un brazo de mar cercano con los amigos para saltar al agua desde una cuerda. Annie no se atreve al principio, pero entre todos la animan y acaba saltando. Él la enseña a conducir en su vieja camioneta. Aunque también es cierto que siempre están discutiendo, pero no pueden estar el uno sin el otro. Annie tiene buena relación con sus padres, mejor con el padre que con la madre. Al padre no se le escapa que siempre está con este muchacho y le dice a su hija que quiere conocerle, que le invite el domingo para comer.

 

 

 

 

 

A la mañana siguiente, cuando Annie baja a desayunar, ve que están cerrando la casa y adelantan la vuelta a la ciudad. Annie insiste en despedirse de Noah y pedirle perdon, pero cuando llega al aserradero éste ha salido a hacer una entrega. Le suplica a Fin que le diga que le quiere. Fin le cuenta que ha pasado toda la noche con Noah, que nunca le ha visto tan destrozado, y que seguramente le escribirá. Cuando Fin le cuenta, Noah sale disparado a casa de Annie, pero se la encuentra cerrada y no se volverán a ver hasta dentro de 7 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noah pide disculpas a los padres de Annie, insiste en que ha sido culpa suya de que se haya hecho tan tarde. Fríamente le mandan al salon donde espera desconsolado mientras a Annie le cae una buena bronca de su madre. Le prohibe seguir saliendo con Noah, le dice que ella no ha invertido 17 años en criar a una hija para que ahora salga con esta basura, para que pierda su buena reputación o incluso se quede embarazada.

Annie se rebela diciéndole a la madre, que ella ni siquiera sabe de lo que habla, que nunca ha mirado a su padre con amor. Desesperada abraza al padre y le dice que ella quiere a Noah, pero el padre, con suavidad, también le dice que no es el adecuado para ella. Noah oye la bronca desde el salón, y reconoce que sus posibilidades de obtener el beneplácito de los padres son nulas. Annie le sigue al coche donde acaban rompiendo, aunque ella en el momento se arrepiente y le promete que hablarán al día siguiente.

 

 

 

Después de darle muchas vueltas, decide ir a ver a Lon y le dice que se tiene que ausentar unos días para poner orden en algunos asuntos. Él le pregunta si debe preocuparse y ella le dice que no, que le quiere. Cuando llega a Seebrook se aloja en el único hotel, va a la mansión restaurada y se queda contemplándola maravillada. En el granero Noah ha montado un taller de carpintería. Cuando oye el coche y ve quién ha llegado no se lo puede creer. Allie se queda a cenar y beben unas cervezas. Le advierte que en seguida está chispada y él promete bromeando no aprovecharse de ello. Ella le muestra su enorme anillo de compromiso recordándole que se considera una mujer casada. Recuerdan lo mucho que se querían y Noah se resigna a que solo podrán ser buenos amigos. Ella le expresa lo mucho que admira el trabajo que ha hecho con la restauración del edificio, y el solamente le contesta: "Te lo prometí, o no?", dando muestra de la lealtad que siempre ha sentido con ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ELENCO
 
Ryan Gosling Noah Calhoun (joven)
Rachel McAdams Annie Hamilton (joven)
James Garner Noah Calhoun (anciano)
Gena Rowland Annie Hamilton (anciana)
Sam Shepard Frank Calhoun
Joan Allen Anne Hamilton
James Marsden Lon Hammond

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DATOS DE INTERÉS  
Género Drama romántico - inspirada en una historia real
Año 2004
País Estados Unidos
Directores Nick Cassavetes
Guión Jeremy Leven & Jan Sardi (basada en la novela "The Note book de Nicholas Sparks
Duración 124 minutos
Presupuesto 30.000.000. US $
Recaudación 115.000.000. US $
Numerosos premios y nominaciones  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noah le pide que vuelva al día siguiente porque le tiene una sorpresa. Allie llega tarde al hotel y atiende una llamada de Lon que ha conseguido averiguar dónde está y ha estado llamando incesantemente. Le pregunta si le quiere decir algo, pero ella dice que no. Al día siguiente Noah la lleva en barca a una laguna mágica donde descansa una inmensa manada de gansos salvajes. Tienen que volver a toda prisa porque amenaza lluvia torrencial. Cuando vuelven al embarcadero y él está subiendo la barca ella le pregunta llena de rabia el porqué no le escribió. Le estuvo esperando durante 7 años porque para ella su amor no había acabado, pero ahora es tarde. Él le responde que le estuvo escribiendo durante un año todos los días porque para él tampoco había acabado. Y la famosa frase "And it still ain't over!" que da paso al apasionado beso en pleno diluvio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siguen unos días en los que se entregan a su pasión, retenida durante tantos años. Annie no vuelve al hotel y se olvida totalmente de llamar a Lon. Este, preocupado contacta con la madre de Annie y al saber que le había mencionado Seebrook, a los pocos días aparece en la mansión de Noah. Annie tiene un serio enfrentamiento con su madre reprochándole que no tenía el derecho de ocultarle las cartas de Noah, y más viendo el estado de desolación en el que le dejó la ruptura hace siete años. Su madre se defiende en que lo hizo por el bien de su hija pero a estas alturas reconoce que no tiene mucho sentido negar lo inevitable. Muy preocupado, Lon también se ha desplazado a Seebrook y la está esperando en el hotel. La madre se despide deseándole que tome la decisión correcta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Allie está hecha un completo lío. También quiere a Lon, aunque por él no sea la pasión desatada que siente por Noah. Hablan en el hotel y Lon le dice que la necesita para él. Vuelve a la mansión y Noah ve que lleva sus cartas. Celebra que las haya recibido por fin al cabo de siete años y la pregunta qué piensa hacer en esta situación. Ella no lo sabe y él explota "Otra vez en las mismas? Qué es lo que quieres?" es una clave que nos acompaña durante toda la película. Ella no sabe lo que quiere, su esmerada educación solo la ha enseñado a complacer a los demás. Él no entiende que pueda estar haciendo el amor con él y ahora plantearse volver con su futuro marido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ella se defiende alegando que, haga lo que haga, álguien saldrá herido. Noah le reprocha que esté más interesada en el dinero y la seguridad que él no le puede ofrecer en la misma medida que Lon. Acaban echandose todas las miserias a la cara y odiandose profundamente, al menos durante esta discusión.

Noah, que sigue siendo más tranquilo y más sensato que ella, le pide que se imagine su vida dentro de 30 o 40 años, y si se ve con Lon, pues adelante, no le importará perderla por segunda vez. Que deje de pensar en lo que quieren sus padres, Lon, él mismo, le exige saber qué es lo que quiere ella. Pero Allie no es capaz de decírselo y se va. Llorando como una madalena, casi provoca un accidente y para el coche un momento. Saca la última carta de Noah del montón y la lee. La sinceridad, el cariño que manifiesta Noah en su última carta le rompen el corazón y vuelve con él.

El final de la película nos vuelve a trasladar al presente, marcado por el olvido total de ella y los problemas cardíacos de Noah, pero luchando por recuperar cada minuto que ella pueda recordar la maravillosa vida que han vivido juntos.