Alexej Andreyev

 

 

2015 child 44 - buena

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Raissa Demidova

 

Mayor Kuzmin
General Timur Nestorov

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El próximo salto de tiempo nos lleva al año 1953. Leo está casado con la profesora de primaria Raissa y vive en Moscú, donde es Capitán en el MGB (Ministerio de Seguridad Estatal) y básicamente se dedica a identificar y perseguir a disidentes. Leo adora a su mujer, pero ella no le quiere. En una de las operaciones persiguen al veterinario Anatoly Brodsky que está bajo sospecha. Le localizan en una granja y Leo consigue arrestarle vivo. Pero su subdito Vasili Nikitin, que es cobarde, ambicioso y envidioso, mata a los granjeros para dar un ejemplo, dejándo huérfanas a dos niñas. Este comportamiento desespera a Leo y reprime seriamente a Vassili, cuyo rencor frente a Leo y a Alexej va en aumento. Vassili es el encargado de interrogar al veterinario y este bajo tortura da un par de nombres, entre ellos el de Raissa Demidova y otros profesores. El mayor Kuzmin encarga a Leo investigar a su propia mujer, lo cual le deja totalmente derrotado. No obstante registra el apartamento, por si encontrara algo, pero no encuentra indicio alguno.
Vassili Nikitin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un día de madrugada llaman a Leo al cuartel. Han encontrado al hijo de Alexei, al joven Jora desnudo y sin vida en las vías del tren. Según decreto del mismísimo Stalin, en la Unión Soviética no existen los crímenes capitalistas: "there is no murder in paradise". Es obvio que se trata de un crimen y no de un accidente, dado que muestra marcas de tortura y de ahogamiento. Pero mandan a Leo a entregar a Alexei y su la familia el informe oficial según el cual es un lamentable accidente. Si no quieren arriesgarse a ser señalados como traidores, para su propia protección deben que acatar el informe, con lo cual el asesinato del niño queda sin aclarar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Encuentran otro cuerpo de un niño cerca de las vías en Volsk con lesiones como las que tenía Jora. Despuésde todos los problemas personales que ha tenido recientemente, Leo había olvidado el caso de Jora pero ahora se da cuenta de que el asesino continúa libre. Cuando Nestorov descubre que Alexander, el joven que ha descubierto el segundo cuerpo es homosexual, le obliga a denunciar a otros homosexuales de la ciudad. Poco después Alexander se suicida lanzandose bajo una locomotora, con lo cual las autoridades consideran resuelto el caso. Leo sin embargo no está convencido y le insiste a Nesterov, que por su parte tiene hijos en esa edad, a continuar investigando. Descubren que a lo largo de la línea de ferrocarril entre Moscú y Rostov-on-Don hay 43 niños asesinados con síntomas iguales a los dos casos primeros. Contando el hijo de Alexei, que no fue ningún accidente, suman 44 niños asesinados.
Mientras tanto, Vasili, que ahora ocupa el cargo de Leo y su apartamento acosa a Raissa para que abandone a Leo y se vaya con él. Ella le rechaza y Vasili le envía a agentes del MGB para que la amenacen. Leo consigue retenerla en la estación del tren porque va sin papeles. Le dice a su mujer que prefiere pasar el resto de su vida en un agujero de mala muerte como este, siempre que pueda estar con ella, antes que volver a du vida acomodada en Moscú sin ella. Ella sin embargo le confieas que se casó con él básicamente porque tenía pánico a lo que le pudiera suceder sabiendo que era un mando del MGB. Esto le deja muy afectado porque Leo quiere mucho a su mujer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Aunque sabe muy bien lo que supone para ambos, Leo se niega a denunciar a su mujer, y más cuando no ha encontrado ninguna prueba. Poco después Alexei y Vassili arrestan a ambos y son desterrados a la ciudad de Volsk al sur de la Unión Soviética. Leo pierde todos sus rangos y forma parte de la milicia local bajo órdenes del General Nesterov. Raissa también es degradada y pasa a ser la limpiadora de la escuela. Vassili se adueña del puesto y del lujoso apartamento de los Devidovs en Moscú. Ellos sin embargo deben ocupar un miserable cuartucho encima de un bar ruidoso.

 

 

 

 

VOLVER A

MY FAVOURITE TOM HARDY

En los años 1932 a 1933, la política opresiva del Gobierno Central de la UDSSR, liderado por Josef Stalin, causó una espantosa hambruna en Ukrania, conocida por el nombre de HOLODOMOR, que costó millones de vidas de personas adultas y dejó a más millones de huerfanos. La película comienza mostrando un orfanato en Ukrania, del que se escapa un niño de unos 10 o 12 años, por las condiciones inhumanas que allí rigen. Le acogen soldados del Ejército Rojo y ya que no quiere utilizar su nombre, el comandante que le ha cogido cariño, le pone Leo, nombre de león que le debe dar fuerza y valor. Unos años después, en 1945, vemos a Leo con sus compañeros cuando los rusos ocupan Berlin, poniendo la bandera soviética en el Reichstag. Esta foto le convierte en héroe en toda la Unión Sovíética.

En la fábrica de tractores de Rostov Leo irrumpe en la oficina de personal y consigue identificar al asesino cotejando agendas de viaje que coinciden con fechas de asesinatos. Leo y Raisa persiguen al asesino Vladimir Malevich hasta un bosque cercano y le dan el alto. Este confiesa que no puede reprimir su instinto de matar a niños pero cuando quieren arrestarle, aparece Vasili que le pega un tiro en la cabeza a Malevich. Vasili intenta matar también a Leo y Raissa, pero tras una violenta lucha consiguen matarle. A los agentes que llegan, Leo les cuenta que Vasili es un héroe, puesto que le ha ayudado a arrestar a Malevich pero que luego este le ha disparado.
Leo y Raissa recuperan sus viejos puestos en Moscú y Kuzmin es arrestado por su errores. Parece ser que el asesino Malevich pasó dos años preso en un campamento de guerra alemán, dónde desarrolló su instinto asesino. El nuevo jefe de Leo, el Mayor Grachev, le ofrece un importante ascenso incluso con posibilidades políticas, si así lo desea. Pero Leo rechaza esta interesante oferta y le pide permiso para crear y dirigir la nueva división de homicidios dentro de la KGB en Moscú, con la ayuda del General Nesterov, al que vemos haciendo las maletas para trasladarse.
Al final de la película vemos a Leo y Raissa en el pasillo de un orfanato, donde han conseguido encontrar a las dos niñas que el cobarde de Vasili dejó huérfanas en la granja, Tamara y Elena Okun. Leo que también es huérfano y ha sufrido en sus propias carnes lo que supone, les pide perdon y lamenta no poder devolverles a sus padres. Tras una breve conversación con ellas se las llevan a casa donde les dan un nuevo hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la ayuda del General Nestorov, Leo y Raissa viajan a Moscú en secreto para entrevistar a una testigo del caso de Jora, pero la mujer tiene mucho miedo y no dice nada. Cuando a la vuelta se encuentran con mucha policía en la estación de tren, acuden a un antiguo compañero y amigo de Raissa Ivan Sukov para que les ayude a salir de Moscú. Sin embargo descubren que es un agente encubierto del MGB, responsable de las detenciones en la escuela de Raissa y que ha llamado a la policía. A Leo no le queda más remedio que liquidarle y consiguen escapar justo antes de que aparezca Vasili. Leo le dice a Raissa que no tiene que volver con él a Volsk si lo prefiere, pero ella le dice que se queda con él.
Leo y Raissa consiguen volver a Volsk, pero allí son arrestados por Vasili por el asesinato de Sukov. Tras el interrogatorio los meten en un tren a un Gulag y Vasili paga a un asesino para que los mate durante el trayecto. Pero consiguen deshacerse de él y saltar del tren. Después de consultar con Nestorov, se dirigen a Rostov donde han detectado la más alta concentración de asesinatos del asesino en serie que están buscando. Vasili les ha perdido la pista pero cita a Alexei a su despacho donde le pregunta como amigo donde pueden estar estos dos. Consigue sonsacarle que probablemente estén en Rostov y luego le dispara en la espalda.